¿Qué es el apéndice y qué pasa cuando se inflama?


Por Dr. Rubén Rivera – Cirugía General

Aunque muchos expertos en medicina están de acuerdo en el apéndice apenas tiene utilidad y tiende a desaparecer, como todas las partes del cuerpo tiene una función.

El apéndice se encuentra en la parte derecha del abdomen. Se trata de una pequeña bolsa que está conectada con el intestino grueso. Su función principal es la de refugiar aquellas bacterias saludables que forman y regulan la flora intestinal y ayudan a la digestión. Por ello, se le considera como un protector de nuestro sistema inmune al producir también anticuerpos.

Cuando se inflama, se produce una condición llamada apendicitis. Puede derivar en peritonitis o rotura por lo que la vida de la persona puede estar en peligro.

¿Cómo podemos detectar si está inflamado?
La fiebre es quizá el síntoma principal de la inflamación de apéndice.La temperatura corporal suele estar en torno a los 37,5 a 38°C.

Otros síntomas característicos son: sentir un dolor muy intenso en la parte inferior derecha del abdomen. Este dolor aparece de repente y comienza en la parte superior del abdomen; naúseas y vómitos. En los niños, el dolor puede ser generalizado.

Generalmente inicia con falta de apetito y un dolor mal localizado alrededor del ombligo, que conforme avanzan las horas se localiza en el lado derecho del abdomen bajo y que en ese momento se asocia a nauseas y vómitos. Si no es tratada a tiempo, se presentar fiebre, cefalea, diarrea y datos de infección severa. Si se tiene dolor alrededor del ombligo, que luego se localiza en el lado derecho del abdomen, se debe acudir al medico para que examen y se refiera al especialista.

¿Cómo puede prevenir la apendicitis?
La apendicitis por lo general no se puede prevenir; sin embargo, existen una serie de recomendaciones y hábitos que pueden reducir el riesgo de su aparición, sobre todo si a menudo la persona tiene dolor en el estómago, tienes náuseas, etc.

Algunas de estas recomendaciones son: seguir una dieta rica en fibra, evitar las grasas trans y grasas animales, los azúcares refinados y derivados, alcohol, carnes rojas y alimentos procesados; practicar ejercicio físico de forma regular, de al menos 30 minutos diarios; e incluir en la dieta alimentos naturales y jugos, cereales integrales, leches vegetales, limón y naranja o semillas.

La apendicitis y su tratamiento
Aunque muchos hablan de ella, la apendicitis es enfermedad relativamente rara que requiere de un tratamiento quirúrgico llamado apendicectomía, que consiste en la extirpación del apéndice.

La apendicitis es una enfermedad inflamatoria de tipo infeccioso que ocurre a la altura del apéndice cecal. Existen muchas teorías sobre las causas de su desarrollo, siendo e de las más comunes una obstrucción de la luz del apéndice, ya sea por tejido linfoide o por material fecal (apendicolito) y la obstrucción por parásitos, cuerpo extraño o por tumoraciones a nivel del apéndice. Otra teoría es la alteración del transito intestinal debido a una dieta baja en fibra.

Por otro lado, se desconoce con exactitud los factores de riesgo de la apendicitis agudas; sin embargo, se ha encontrado una mayor incidencia en pacientes varones de con edades comprendidas entre 10 y 30 años de edad y en niños que tienen antecedente de fibrosis quística. La apendicitis aguda no discrimina la edad, sexo y estatus socioeconómico.

El diagnóstico de la apendicitis es clínico en base a la historia clínica del paciente y el examen físico, que se complementa con exámenes de laboratorios. En caso de dudas, está indicado el uso de ultrasonido y en casos más difíciles o si persiste la duda, se realiza una tomografía computada.

El tratamiento de la apendicitis aguda es quirúrgico: una apendicectomía de urgencia, que puede ser mediante cirugía laparoscópica o cirugía abierta y que en ambas ocasiones consiste en extracción del apéndice cecal, que es la causa de esta infección.

Las personas pueden vivir sin apéndice cecal, lo cual no repercute en su modo y calidad de vida. No obstante, el retraso en el diagnóstico y el tratamiento puede llevar a complicaciones severas o resultados fatales. La principal complicación es la perforación del intestino, la cual puede llegar a producir derramamiento de heces dentro del abdomen, lo que significaría el desarrollo de una infección de todo el abdomen, que de avanzar en el tiempo puede producir septicemia, una infección severa en la sangre que puede terminar en falla orgánica múltiple y producir la muerte.

Modificado por última vez elDomingo, 16 Febrero 2020 13:41

Redes Sociales

Facebook: @SaludChiriqui
Twitter: @SaludChiriqui
Instagram: @SaludChiriqui
Youtube: @SaludPanama

Formas de Pago

Síenta la confianza de nuestros métodos de pago seguros. Aceptamos sus tarjetas preferidas
VisaMastercard