Piel atópica en niños: ¿Qué hacer?


La dermatitis atópica es una condición de la piel, caracterizada por la inflamación crónica y que cursa con periodos de remisión y exacerbación, acompañado de prurito (picazón) y antecedentes familiares o personales de atopia (dermatitis atópica, rinitis alérgica o asma). Puede presentarse desde cualquier edad, por lo que también es posible verla en bebés y niños. De hecho, es más frecuente en la infancia. Casi el 85% de los casos se presentan antes de los 5 años de edad. 

De acuerdo con la dermatóloga Dalila Mirones, es necesario tener en cuenta que existen criterios clínicos para el diagnóstico. Un paciente que tiene la piel seca o que en algún momento ha tenido un brote, no necesariamente es un paciente con dermatitis atópica.

Según explica, la dermatitis atópica tendría las siguientes manifestaciones clínicas:
- Eccema: lesión que aparece en áreas de la piel específicas según la edad del paciente. Son placas de inflamación cutánea (enrojecimiento), que pueden tener papulo-vesículas o costra. Piel seca generalizada.
- Prurito: siempre va a existir la “picazón” y en muchos casos es tan severa que afecta las actividades diarias del paciente, incluyendo el sueño.
- Curso crónico: con brotes que se presentan en periodos de exacerbación y remisión.

Adicional a lo anterior, "algunos pacientes pudiera presentar otros síntomas como ictiosis (piel seca o escamosa), pitiriasis alba (manchas secas, como escamas y pálidas), queratosis folicular (pilaris o “piel de gallina”), entre otros", señala la doctora. 

Diagnóstico y tratamiento
La Dra. Mirones precisa que si bien el diagnóstico de la dermatitis atópica incluye algunos examenes de laboratorios, en los que es posible encontrar aumento de la IgE; el mismo se confirma mediante la evaluación clínica. 

La dermatitis atópica tiene causas multifactoriales, entre la que están la predisposición genética; ya que se estima que lrededor de entre 40 al 60% de los pacientes presentan antecedentes familiares de atopia; las alteraciones bioquímicas de la barrera cutánea y las alteraciones inmunológicas.

Respecto al tratamiento, la dermatóloga expresa que por tratarse de una enfermedad crónica e incurable, el mismo está dirigido a restaurar la función de barrera cutánea, y con ello mejorar la calidad de vida y evitar complicaciones.

"Es importante que los familiares y el paciente sepan que se trata de una enfermedad que no podremos curar, pero que si podemos controlar y que con el tiempo, los cuadros mejorarán. Lo más importante es el cuidado diario de la piel, lo cual logramos con el uso de jabones syndet y emolientes. También es recomendable no bañarse mucho, máximo dos veces al día, con agua fresca y no más de 10 minutos. El jabón y la hidratación es clave. Por ello, deben paciente debe utilizar el jabón indicado y siempre luego del baño, el emoliente en todo el cuerpo y repetirlo las veces que sea necesario", explica. 

El uso de antiinflamatorios locales como los corticoides en crema o los inhibidores de la calcineurina son parte del tratamiento. De acuerdo con Mirones, estos medicamentos siempre se utilizan en la fase aguda del brote, siguiendo las indicaciones del médico especialista. El uso de antihistamínicos orales también pueden ser recetados, ya que con ellos se reducir la picazón, y es recomendable los de primera generación que causan leve sedación y ayudan a dormir, para evitar el rascado intenso.

"El tratamiento debe de ser explicado y llevado por el medico especialista. El familiar poco a poco aprenderá y se hará experto, pero no se debe automedicar, ya que el abuso de medicamentos siempre representa un riesgo para nuestros pacientes", enfatiza. 

Complicaciones
Las complicaciones más frecuentes de la dermatitis atópica son: La sobreinfección bacteriana por el rascado intenso y en estos casos requeriríamos del uso de antibióticos orales o intravenosos, según la edad y compromiso. Infecciones virales y por hongos pueden presentarse como cuadros muy generalizados, por lo que la atención y manejo temprano es necesario. También podemos observar manchas post inflamatorias, lo cual es frecuente en las áreas de brotes constantes.

"El manejo de estos pacientes requiere atención multidisplinaria, médico pediatra, dermatólogo, alergólogo y en casos severos apoyo psicológico para el paciente y la familia. Lo más importante es estar informado, conocer la enfermedad y así hacerle frente en el entorno familiar", dice Mirones. 

Modificado por última vez elLunes, 14 Septiembre 2020 12:44
SaludChiriqui.com

Redacción SaludChiriqui.com es el departamento de producción, catálogo y administración del contenido que se publica en nuestros medios. Este perfil es administrado por el departamento de redacción de Panasalud, S.A.. Para mayor información contáctenos en el +507.263.5287 o en info (@) saludpanama (punto) net.

Web: https://saludchiriqui.com/saludchiriqui/acerca-de-salud-chiriqui

Redes Sociales

Facebook: @SaludChiriqui
Twitter: @SaludChiriqui
Instagram: @SaludChiriqui
Youtube: @SaludPanama

Formas de Pago

Síenta la confianza de nuestros métodos de pago seguros. Aceptamos sus tarjetas preferidas
VisaMastercard